jueves, 12 de febrero de 2009

Caza mayor


Ya escribí hace un par de semanas en este blog sobre la intolerable politización de la Justicia española, y la mala costumbre socialista de intentar acabar con la separación de poderes sobre la que el bueno de Montesquieu teorizó (mucho antes de que Alfonso Guerra expidiera su acta de defunción en España). Pero el último affair cinegético de Garzón y Bermejo roza el esperpento: el juez y ex diputado socialista con el ministro y ex fiscal anticorrupción (pero sólo del PP) pasando un entrañable fin de semana campestre cazando venados... y políticos populares. Ni Berlanga lo hubiera ideado mejor. Sólo faltaban los secundarios, y quién mejor para el papel que el comisario general de la policía judicial Juan Antonio González, y la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado. La escena ya es suficientemente sospechosa, pero se vuelve infame si se tiene en cuenta que horas antes se había iniciado una operación judicial contra un supuesto entramado de empresas ligadas al PP. Curiosamente en plena campaña electoral. Casualmente en medio de las peores cifras económicas de los últimos años. Y como siempre, rodeada de filtraciones continuas a los medios de comunicación afines al gobierno socialista.

Hoy he tenido oportunidad de intervenir en el Pleno de la Asamblea de Madrid para denunciar este tema tan escandaloso, que supone un insulto a la independencia judicial y al propio Estado de Derecho. Aunque si en algo coincido con las impresentables declaraciones de Bermejo de ayer es en su buena puntería. Pero sólo para disparar contra Madrid y Valencia, no contra la Andalucía del pesebreo chavista o la Cataluña del 3%. Sólo para apuntar a Boadilla y Majadahonda, no a Pinto o Ciempozuelos. Sólo para encañonar al adversario político, no al partido más corrupto de la historia de España que es el PSOE. La cacería emprendida contra el Partido Popular desde la Fiscalía General del Estado y los jueces a sueldo de Ferraz es simplemente nauseabunda, igual que el sangrante uso electoralista de la Justicia en España . Espero que Garzón se dedique a descolapsar su juzgado en vez de creerse una estrella de rock de gira mundial perpetua al servicio de la internacional socialista. Y espero que Bermejo se vaya de montería y no vuelva, por el bien de la Justicia y de nuestra salud democrática.